(Trate directamente con el dueño)

Olegario González  Tf 629-576-703- e-mail: olegariogprado@gmail.com

  • Sobre siete hectáreas en Extremadura, España, en la sierra “Villuercas-Ibores”
  • A 14 kms. de autovía Madrid-Lisboa, por carretera Trujillo a Guadalupe.
  • Viviendas muy antiguas, naves y anejos rehabilitados, en verde.
  • Camino particular privado, desde el camino común, hasta la finca.
  • Luz, empresa IBERDROLA. Subterránea hasta la finca.
  • Agua abundante, tanto en pozo de sondeo, como en pozo antiguo con gran manantial.
  • Arroyo canalizado con pared de piedra, muy antigua.
  • Parcela de olivar ecológico en producción
  • Pluviometría y microclima muy agradables.
  • Entorno y ambiente de privacidad absoluta, totalmente garantizado.
  • Prácticamente, toda la flora y fauna mediterránea, concentrada en una sola finca.
  • Discreto vecindario del entorno, mitad extranjero, entre europeos y americanos.
“Antiguo lagar con bodega”

(Donde la terapia de la paz, el sosiego y la relajación, fluye por sí sola)

<Difícil encontrar otro sitio así>

Aquí todo son historias centenarias, algunas con muchos siglos, la casa, los olivos, los alcornoques, los castaños, los nogales, los cerezos, los almendros, los ciruelos, las encinas, los robles, los madroños, las acacias, las mimosas, los durillos, las higueras, los membrillos; todo se mezcla como de forma simbiótica entre sí, con una flora y una fauna autóctona milenaria, tal vez favorecida por un microclima maravilloso, capaz de desarrollar y mantener esta exuberancia endémica, incomprensiblemente protegida inalterada e intacta, a través de los siglos; difícil imaginar tal concentración de armonía dentro de una sola finca. Solo los antiquísimos muros que rodean la propiedad, (próximos a los 1.800 ml. x 1,80 y 0,80 cms. de anchos por algunos sitios) son dignos de contemplación y admiración.

<Prodigio de la Naturaleza>

¡Hay que verlo in situ, para apreciar y evaluar la realidad, incluido su ubicación en el lugar!

Entre cantos de perdices, alondras y trigueros, hacía años que no escuchaba el canto de la oropéndola, hoy desde el porche de la antigua casa, lo he escuchado y la he visto pasar dos veces, debe tener su nido muy cerca, porque poco después y, mientras hacía unas fotos al puente de piedra, agachado en el riachuelo que cruza la finca, el que alimentaba un pequeño molino más abajo en tiempos pasados, se posó en el viejo nogal que da sombra al puente, me quedé inmóvil para intentar fotografiarla, pero me descubrió y huyó.

Seis años se han invertido en la rehabilitación de la casa, muros de bancales de jardines, naves, caminos, pozo, puente, etc. donde sólo se ha utilizado piedra recuperada de la misma finca, teja árabe vieja seleccionada, madera antigua de derribo tratada en autoclave, y vigas procedentes de árboles secos en la misma área de la finca.

Se ha dado por terminada toda la rehabilitación exterior, quedando los interiores en “verde”, es decir, el nuevo inquilino podrá disfrutar eligiendo completamente todo a su gusto y capricho. Cómo vestir las habitaciones, cuartos de baño, azulejos, sanitarios, salones, cocina, comedor, tipos de lucidos, (el rústico a esquina matada, iría magnifico,) puntos de luz y enchufes, puertas interiores y barandilla de escalera, (en hierro de forja y madera quedaría espectacular).

Todo esto lo podríamos entregar realizado, pero pensamos que para el que lo vaya a disfrutar, debe ser como entregarle el lienzo montado en el caballete, para que pueda terminar de realizar el cuadro, dándole los colores que más le emocionen, para disfrutarlo personalmente, sin pretender ser ningún artista, pero para poder recrearse en lo más importante – la parte personal en la obra.

En todo ello podemos asesorar sin compromiso y, encantados de hacerlo de forma personalizada, así como la posibilidad de visitar una rehabilitación totalmente terminada a pocos kms. del lugar muy parecida, donde podrán tomar referencias, seguros de que les va a encantar, se trata de un antiguo molino familiar rehabilitado por nosotros, cuyas fotos incluimos como “El Molino,” tal como barandillas de escaleras en forja y madera, algunos cuartos de baño, salones, porches, etc. Lo encontrarán al final de la secuencia de fotos con la referencia indicativa, de – “El Molino”.

(Consúltenme, sin compromiso)

ALBUM DE FOTOS DE LA FINCA

¿MAS FOTOS DEL EDEN?

Donde la infinita naturaleza no solo oxigena los pulmones, también oxigena el alma, el ánimo y la mente. ¡Viejos alcornoques, nogales, cerezos, encinas y flora autóctona en el recinto!

¡A CADA PASO UNA LARGA HISTORIA!

Lo que podrían contar estos viejos olivos, las encinas, los cerezos, los muros, o estas familias de flores naciendo por sí solas cada año en el mismo lugar durante siglos; tal vez milenios.

¡LA NATURALEZA EN SU MAS PURA ESENCIA!

Es nuestra señal de identidad en Extremadura: algo que nos sigue uniendo al milagro de la autenticidad, el privilegio y la bondad de la vida.- Aquí no solo la longevidad es cuestión de genética en este lugar excepcional donde árboles que normalmente crecen a lo ancho como la encina, el alcornoque, el olivo o el almendro, aquí se atreven a crecer también en altura.

Todas las fotos en la serie a continuación y las anteriores las he hecho con smartphone. Pido disculpas por la baja calidad de algunas de ellas.

¡EL ENIGMA DE LO AUTOCTONO EN SU MEDIO NATURAL!

Robles, higueras, castaños, madroños, e infinidad de plantas y toda clase de flora, han encontrado su sitio y su resistencia en este lugar, integrándose tanto en la proximidad del entorno, que hasta hemos tenido que hacerles hueco dentro de la propia vivienda para que puedan respirar. Algo que no solo da vida a sus raíces dentro de su grandeza en la naturaleza, sino que también dignifica y purifica al ser humano como parte de ella.

Las próximas fotos irán dirigidas mas bien sobre el entorno, el ambiente rústico sobre la rehabilitación de viviendas, anejos, jardines y caminos de la finca.

¡COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS! – Perpers

Sólo es posible respetar el entorno, utilizando sus propios materiales. La piedra, la teja el hierro y hasta la mayor parte de la madera son del mismo lugar, por suerte conservada in situ desde antaño.

¡LA HUELLA DE LOS AÑOS!

Cuando observamos y pensamos. ¿Quién haría estas rejas? ¿Quién colocaría estas piedras? Ese es el momento en el que inconscientemente nos estamos cuestionando. ¿Qué somos realmente, ante el curso del tiempo?

¡REHABILITAR SIN MODIFICAR LA ANTIGUA ARQUITECTURA!

No solo faltaríamos el respeto a quienes lo crearon, faltaríamos también el respeto a nuestros orígenes.

¡RECICLAJE DE VIGAS Y MATERIAL EN LA MISMA ZONA!

Tejas, ladrillos, piedras y hasta las vigas, pertenecen a árboles secos y en buen estado en el mismo lugar. Increíble suerte y casualidad.

¡CUANDO LA ESCASEZ ACTIVA LA IMAGINACIÓN!

Aprovechar la misma piedra extraída para hacer la bodega para construir la bóveda de la misma.- Combinar distintas maderas conseguidas in situ para realizar los dinteles de las puertas.- Aprovechar la amplitud del zaguán para instalar varias lagaretas, como lagar de vino, etc. son varios de los detalles que se han recuperado en esta antigua construcción.

ALBUM DE FOTOS DE – EL MOLINO

(Todas las fotos son propiedad de O.G.P.)